¿Qué es la fermentación y por qué es tan importante en el pan?

-
image-745542-37346818_ml.jpg
Se llama fermentación al proceso que consiste en la degradación de las moléculas para transformarlas en otras más simples. Muy bien, pero ¿esto que quiere decir y qué tiene que ver con el pan?. Pues básicamente consiste en esa ‘magia’ que hace que harina y agua amasadas se conviertan, tras un horneado, en pan.

Para que esto se produzca es necesario que se den ciertas condiciones. Básicamente se necesita cierta humedad para que se activen las levaduras y temperatura (ya que por debajo de 26º es difícil que actúen y por encima de 35º se debilitan. Por lo tanto es ideal que para fermentar la masa la temperatura ronde los 30 grados.

El proceso de fermentación y que este se realice de la forma correcto es una de las mayores claves para que el pan se haga correctamente. Un buen pan lleva, obligatoriamente, una buena fermentación tras él, algo que da aún más mérito a los panes de antaño, cuando no se podían medir de forma tan precisa las cantidades o controlar la temperatura de los lugares donde se fermenta.