Elaborando la tostada perfecta según ‘The Guardian’

-
image-762969-18484701_ml.jpg
Cortar una rebanada de pan, tostarla y añadirle lo que queramos: mantequilla, mermelada, tomate… aparentemente es muy simple. Pero, ¿verdad que no siempre quedan iguales? ¿Qué hay bares o cafeterías en las que nos gustan más? Hacer la tostada perfecta tiene truco, o eso dicen los británicos.

El tabloide The Guardian dedicó hace unos años un años un amplio reportaje a explicar cómo se hacía la tostada perfecta. Decían en el periódico que hace una tostada no es ‘tan simple’ y es que aunque las formas de servirse son casi infinitas no siempre las combinaciones son positivas.
Los británicos aseguraban que se debía tener en cuenta tres elementos.
  • El pan: un buen pan blanco fresco, (los panes de cereales no suelen tostarse bien y se secan demasiado con el calor), con un grosor adecuado de en torno a dos centímetros y medio (menos si el pan es muy denso) .

  • El tostado: para el cual el autor del artículo aseguraba que tan solo es aceptable el que se hace a la parrilla o una Carmela. La clave está en el color, nunca negro ni blanco, un tono marrón (más o menos tostado según el gusto).

  • La mantequilla: aquí ya sería cuestión de ver con qué nos comemos la tostada, pero los ingleses aseguran que la tostada perfecta es con mantequilla. Una buena mantequilla tradicional que nunca debe guardarse en la nevera salvo que haya 40º en la cocina.